Suicidio de Dan Johnson señalado por acoso

Un ominoso mensaje en Facebook de un legislador estatal de Kentucky que enfrentaba acusaciones de acoso sexual llevó a su familia a denunciar su desaparición, dijo un comisario el jueves. En un comunicado, al día siguiente del suicidio de Dan Johnson, su esposa Rebecca Johnson dijo que había luchado junto a su esposo durante 30 años y que “su lucha continuará”. “Dan se ha ido, pero la historia de su vida dista de haber terminado”, dijo Johnson.

El republicano Johnson publicó el mensaje antes de matarse de un tiro en una zona aislada de su ciudad. En el mensaje pidió ayuda para su esposa y dijo que “el cielo es mi hogar”. Un día antes, había rechazado enérgicamente las acusaciones de abuso sexual. Las acusaciones son parte de un escándalo de acoso sexual que implica a otros legisladores republicanos en el Capitolio estatal. En todo el país, crece la lista de hombres poderosos de la política y otros ámbitos, derribados de sus puestos por las denuncias de conducta sexual inapropiada.

El fiscal del condado de Bullitt, Dave Billings, dijo que Johnson, de 57 años, murió de una herida de bala en la cabeza y dictaminó oficialmente que era suicidio.

Johnson fue elegido a la legislatura estatal en 2016 como parte de una ola de victorias republicanas que dieron al partido el control de la cámara baja en Kentucky por primera vez en casi un siglo. Ganó a pesar de que los líderes republicanos lo exhortaron a abandonar la contienda cuando la prensa local informó de mensajes en Facebook en los que comparaba a Barack y Michelle Obama con monos.

Como pastor de una iglesia en Louisville, Johnson auspició una serie de proyectos de ley para permitir la enseñanza de la Biblia en las escuelas públicas. Pero tuvo poca repercusión en la prensa hasta que el lunes el Centro de Investigación Periodística de Kentucky publicó la historia de una mujer que acusaba a Johnson de haberla agredido sexualmente en el sótano de la casa de él en 2013. La policía investigó la denuncia en su momento, pero no presentó cargos. Después, la policía de Louisville reabrió el caso.

Según el reporte, la mujer —una amiga de la hija de Johnson de 17 años que se había quedado a dormir en su casa luego de la fiesta de fin de año—describió cómo el legislador apareció borracho en el sótano y cuando trató de ayudarlo a no caerse, se le lanzó encima y le metió la mano en sus partes.

El martes, Johnson dijo desde el púlpito de su iglesia que las acusaciones eran “totalmente falsas” y parte de una estrategia nacional para derrotar a los republicanos conservadores. (Voz de América).

Anuncios